Aprendiendo a leer (y a escribir)

Antes de aprender a leer, aprendí a ver, a descifrar lo visto, a meterme todo por los ojos. Ojos promiscuos, adictos a ver. Y después de aprender a leer, aprendí a escribir.




Y aprendí a escribir y todo se jodió...

Eko Ex Libris el Príncipe

El Príncipe es más malo que tú, más hipócrita que yo, por eso es mejor que nosotros y nos sometemos al Príncipe.