Eko Ex Libris Curzio Malaparte




La Memoria y la Historia despedazan a Curzio, que hincado trata de librarse de las etiquetas de fascista y colaboracionista de los nazis. Kaput me lleva por los caminos del fatalismo y la brutalidad del testigo que ha visto demasiado. No puedo atribuírle a 'la Guerra' esa anónima condición donde las atrocidades son inevitables y equitativas. La crueldad y la obscenidad de los nazis conquistadores de Europa es denunciada y retratada con frialdad por Malaparte cuando era corresponsal italiano en el Frente del Este. Malaparte no se escuda en la 'banalidad del mal' para contar su desahuciante experiencia, al contrario, la supuesta normalidad de los nazis solo resalta su barbarie. ¿Qué esperaba Hanna Arendt cuando vio a Eickman? ¿Un salvaje con cuernos? 


Publicado en Laberinto el 12 de octubre de 2013 gracias a la complicidad de José Luis Martínez, su director y entrañable amigo.


HAY FESTIVAL XALAPA



Dispatches from our Festivals around the world 


Noticias desde nuestros festivales internacionales




EKO






Una noche, hace aproximadamente veintitrés años, viajé por doce horas en un autobús de segunda clase por sinuosas carreteras hasta la Feria del Libro de Guadalajara (FIL) con un sólo propósito: perseguir a Paco Ignacio Taibo II para que me firmará todos sus libros, los cuales había leído en algunos casos hasta dos veces. Fue mi primer viaje después de un accidente en carretera que un año antes casi me costó la vida y que me mantuvo ocho meses hospitalizado. Quiso el destino que mi primer artículo publicado en el periódico de la FIL se titulara: Paco Ignacio Taibo II en 456 palabras, en el que describía su narrativa, a la cual no sólo me había aficionado sino que despertó mi inquietud por escribir una novela policíaca.  Al día siguiente, me encontré a Paco Ignacio en los pasillos de la FIL. Se detuvo y me señaló con un dedo, que a mi parecer lucía flamígero y acusador, diciendo: Ya leí tu artículo. La gente de alrededor que lo reconoció, también se detuvo y voltearon hacia mí. Pensé en abrir el cajón de las justificaciones en busca de alguna que me sacara del problema, pero no hubo tiempo. Tras un breve silencio que me pareció eterno, Paco Ignacio sonrió, inclinó un poco la cabeza en señal de agradecimiento, y se alejó por los pasillos con un ejemplar del periódico de la FIL bajo el brazo.


En 2012, en los mismos pasillos de la FIL entregué a Paco Ignacio mi primera novela Londres después de medianoche, que inauguró la colección de novela policíaca de una importante editorial. Le vi sonreír con satisfacción y palmear mi rostro, como cuando se felicita a un muchacho que ha cumplido su deber. Con mano temblorosa le firmé mi novela, de la cual, él, junto con otros grandes autores del género son parcialmente responsables de su existencia.


Veintitrés años después de ese primer encuentro, tengo el honor de presentar en el Hay Festival,Pancho Villa y la toma Zacatecas, una novela gráfica escrita por Paco Ignacio Taibo II y magistralmente ilustrada por el notable artista y grabador Eko, que retrata la lucha de un grupo de valerosos hombres comandados por Pancho Villa en contra de la tiranía.


Desde luego que con la experiencia adquirida después de más de veinte años, perseguiré a Paco Ignacio y a Eko por todo el Hay Festival para que firmen mi ejemplar de esta sensacional novela gráfica.








Mexiac

El maestro Adolfo Mexiac alcanzó la inmortalidad con este grabado, lo más importante de toda su obra. Tuvo mucha más suerte que la mayoría d...