Litografía y texto de Vargas LLosa









La Bestia soy Yo, me acompaña desde hace varios años, obsesivo la dibujo en papel, ladrillos, cobre, la llevo como una cicatriz cada vez que cierro los ojos, quemada con alambres en mis párpados. La volví a dibujar con tusche en una piedra y la imprimí. Apenas 20 ejemplares. Suficientes para conjurar la maldición. La persistencia de esta imágen está sugerida en el texto de Vargas LLosa sobre la expo Las Lágrimas de Eros en el Thyssen


Ex Libris a Marc Fumaroli

Qué vivan las utopías, en Marc Fumaroli cuando el francés fue la lingua franca del mundo, el siglo XVII. Hoy se lamenta y nosotros con él de...