Eko Ex Libris Rávana y Sita



La historia de Rávana y Sita está contada en el Ramayana. Rávana el demonio de la ilusión, el ego, seduce a Sita la esposa de Rama. Aquí son una pareja de adictos a la sangre, otro boceto para los grabados de Drácula, porque el ego es nuestro adicto. Adicto a las ilusiones, al apetito, al sexo, a las drogas y las emociones, al amor y al placer insaciable. Por eso placer en sánscrito significa pasado. Porque el placer nunca nos deja satisfechos. El ego siempre quiere más. Publicado gracias a la paciente tolerancia de José Luis Martínez S. Editor de Laberinto, suplemento cultural de Milenio Diario...

Mexiac

El maestro Adolfo Mexiac alcanzó la inmortalidad con este grabado, lo más importante de toda su obra. Tuvo mucha más suerte que la mayoría d...