Dido y su tigre

Las rayas de los tigres se las debemos a Dido, la reina que los amaba y tenía varias familias en su corte. Antes de su amor fatal, Dido, alquimista y hechicera inventó un tinte, para los ojos, el cabello y la piel indeleble de por vida... La fórmula, se perdió en su pira funeraria...













Eko Ex Libris el Príncipe

El Príncipe es más malo que tú, más hipócrita que yo, por eso es mejor que nosotros y nos sometemos al Príncipe.