Si no corres riesgos, no dibujes.

Horribles las 3 cabezas, y la gorda es preciosa. Esas 3 cabezas que se supone son vampíricas, parecen 3 monos de Plaza Sésamo chupando una montaña de mantequilla. Horrible. No, peor que horrible: ridículo. 




Pero, para eso existen las tijeras y el papel, ahora hay un antes y después:




Los ofensivos títeres, que sólo joden y hacen del dibujo un dibujo estúpido, ya no existen. Los mandé a la mierda. 



Ahora puedo fingir que nunca me equivoqué: les presento a Lujuria y Gula, 2 damas condenadas a revelarse cada vez que leemos el infierno de Dante.

FERLINGHETTI

Además de librero fue un chingón editor. Conservo 2 libros editados por City Lights . Muy amigo de mi cuate Carlos Martínez Rentería el Fer...