Una máquina fantástica.




Una máquina fantástica para saciar la adicción a la sangre, una máquina para saciar nuestra ansia de olvido. Ya la inventé y ahora la conoces y la puedes hacer tuya. Ése es el regalo para tí: EL OLVIDO


Publicado en Laberinto el 29 de agosto de 2015 gracias a la complicidad de José Luis Martínez S.


EKO Ex Libris Tosca

Acabo de ver la ópera Wozzeck montada por William Kentridge: La libertad absoluta dentro del rígido marco del montaje de una ópetra; ...