El dibujo que nació muerto









La idea, como todas las ideas, era luminosa con la promesa de equilibrio y simetría entre el contenido y la forma. Pero entró la mano, con el lápiz empezó a desdibujar la idea. Con la tinta mutiló y deformó la idea hasta que del dibujo fue simple peso muerto.




Tenemos a Medea...Pero es tener un papel sin nada, unos rayones apenas.




Tapando la pareja no arregla nada, solo destaca la mediocridad del dibujo.




La entrega aparece. Solo la cola del dibujo a tinta, conservó algo de la idea original.


Medea y su hija antes de la sangre. Un dibujo que probablemente quedará inacabado. Mejor así.

5 comentarios:

RIFA RIFA RIFA RIFA