El pedicure de Mme du Barry

La du Barry, lloró, pataleó, rogó y finalmente fue llevada arrastrando a la guillotina que atajó sus aullidos. Una cortesana que alcanzó la cima por el único camino a sus piernas, disfrutó extasiada del efímero placer del pedicure que le practicaba Zamor, su esclavo, y para emanciparse de tan pedestre explotación la denunció al Comité de Salud Pública, y la Virtud Republicana la arrojó a la inmortalidad.

EX Libris 6 mil años de opresión a la mujer

Hagamos un experimento, invirtamos el género de las generalizaciones del masculino al femenino. Los hombre no lo vamos a tolerar.

imprimiendo grabados a las 3 am

Athanasius Kircher, insomne delirante insomne, y me acompaña haciendo grabados a las 3:41 am, qué mejor momento. Pienso en ti, pienso en ti, en ti, en ti...
Así, el registro quiero 4 en una sola impresión.

Esta no, sólo quiero bestialismo.

Esta sí.

Esta placa también.

Esta la última, ella se aleja, raptada por mi centauro.

Esta también, montada en mi tigre de mil lenguas.

LAa pieza impresa, pisando la serigrafía. Si, las fotos están malas, pero te das una idea no? Está dedicado a ti. A que bailes sobre mis grabados.

Mexiac

El maestro Adolfo Mexiac alcanzó la inmortalidad con este grabado, lo más importante de toda su obra. Tuvo mucha más suerte que la mayoría d...